Acapulco .- A pocas semanas del incendio perpetrado contra locatarios de la central de abastos en Acapulco de Juarez “la capital mundial de los homicidios” y ante la complacencia, contubernio y corrupción de las autoridades locales que nada mas “simulan” que combaten al crimen pero los resultados muestran todo lo contrario.

Varios mensajes como el que mostraremos a continuación fueron repartidos entre los comerciantes y locatarios de todo el Boulevard Vicente Guerrero en la colonia Zapata.

De inmediato los comerciantes y locatarios empezaron a reportar dichas amenazas en grupos y páginas de la red social de facebook, pero al parecer los administradores de los sitios que no mencionaremos, tienen línea por parte del gobierno municipal y estatal de borrar este tipo de publicaciones que ponen al descubierto que no hay voluntad de las autoridades comandadas por Evodio Velázquez Aguirre y Héctor Astudillo Flores de combatir de forma frontal a los “cobracuotas” del puerto de Acapulco, sino todo lo contrario al tratar de ocultar esta problemática que ha costado miles de vidas de comerciantes y empresarios.

Las amenazas de los grupos delictivos no son temas que se tomen a la ligera en Guerrero, pues delincuentes “presuntamente” protegidos por las autoridades estatales a cargo de Pedro Almazan Cervantes  en dos años de gobierno no han demostrado ningún tipo de avance para el combate a esta problemática.

Octavio Moreno Bernal alias “el jimmy” es uno de los muchos objetivos de las autoridades federales en el puerto de Acapulco y se le atribuyen un sinfín de actos delictivos como el cobro de cuota, homicidios, secuestros, extorsiones, tráfico de drogas, cohecho, entre muchos delitos mas.

La simulación de las autoridades ya no es algo que se pueda ocultar a la opinión pública quien esta siempre a la expectativa de la violencia que tienen desatada los grupos delincuenciales pelando las cuotas que los ciudadanos tenemos que pagar para no ser blancos y objetivos de estas bandas criminales y que cada dia escala mas ante la ineptitud, ineficacia y complacencia de Evodio Velazquez Aguirre y Héctor Astudillo Flores.