Acapulco de Juarez .-Vía redes sociales circula una cartulina de color amarillo con un texto donde un sujeto desconocido que se hace llamar “el mentado” lanza una última advertencia a los comerciantes de la zona de Renacimiento de que tienen que acudir a realizar los depósitos de dinero por el “cobro de piso” por la cantidad de $2,500 pesos a un número de cuenta.

En la misma cartulina señalan la hora en que lo tienen que depositar y que de no hacerlo habría consecuencias.

Las amenazas son muy serias según el contenido donde los comerciantes tienen que “alinearse” con el grupo criminal que firma la misiva, asi como advertir que no denuncien ante gobierno.

Ante los recientes eventos donde se consumieron por el fuego mas de 30 locales en la central de abastos de Acapulco , la psicosis en la población va en aumento pues el mismo Alcalde de Acapulco “la capital mundial de los homicidios” reconoció que tal vez habían sido grupos criminales los responsables del incendio.

Esta declaración por parte del inexperto alcalde incendió las redes sociales en donde los usuarios visiblemente enojados y un poco mas, se lanzaron entre insultos y mentadas de madre contra Evodio Velázquez Aguirre y del cual han señalado su pésima administración  perredista como una de de las mas corruptas en toda la historia del puerto de Acapulco.

Entre los muchos comentarios que los usuarios enardecidos hicieron en la red social de facebook por la declaración de Evodio Velazquez Aguirre, destacan los siguientes en donde se puede observar de forma visible como el ánimo de los acapulqueños ya sobrepaso los limites del enojo , la desesperación y la impotencia y no se cortan entre insultos, deseos en su contra y reclamos de una sociedad herida por las mentiras de los políticos que llegaron al poder con promesas falsas y los grupos de la delincuencia organizada que siguen operando ante un actitud pasiva y permisiva de las misma autoridades.

El enojo de todas estas personas es comprensible, pues todos en Acapulco han sufrido ya sea en carne propia o por algun conocido cercano, el terror que se vive cuando los grupos criminales cumplen sus amenazas al no recibir la dichosa “cuota” y todavia aun mas cuando la carnicería desatada en Acapulco señala por ejemplo al secretario de seguridad pública Pedro Almazan Cervantes quien depende directamente del gobernador Héctor Astudillo Flores de proteger a dichos grupos delictivos con la policía estatal, la cual solo tiene una misión y es la de proteger y servir a la sociedad.

Entre declaraciones políticas que no sirven de nada tanto del inexperto alcalde Evodio Velázquez Aguirre y el gobernador del estado Héctor Astudillo Flores donde presumen que se esta “trabajando” en materia de seguridad, sus paupérrimos resultados están a la vista de todos los ciudadanos que han sido víctimas directas e indirectas de la mal llamada “maña” en Acapulco.

Esta es la carta que presuntamente “dejaron” los criminales comandado por “el mentado” en Renacimiento y la cual a simple vista presenta muchas inconsistencias y que un análisis mas profundo de su lectura nos hace preguntarnos muchas cosas como por ejemplo:

  • ¿Como saben los criminales quienes si o quienes no depositaron a la cuenta?
  • ¿Como les avisan los comerciantes a los delincuentes que ya depositaron, algun celular o con algun “halcon” de la zona?
  • ¿Porque si los comerciantes saben quienes son los criminales, no denuncian?
  • ¿Será acaso que la ciudadanía no confía en las autoridades?
  • ¿Porque el gobierno si ha tenido esta problemática por años y gasta millones de presupuesto en seguridad no ha obtenido resultados?
  • ¿Serán ciertas las acusaciones de los grupos criminales, donde acusan que financiaron las campañas de quienes ahora gobiernan y por eso hacen de la vista gorda?
  • ¿Policía Federal, Estatal y municipal están infiltradas por el crimen organizado y a quien obedecen entonces; a la ciudadanía o los delincuentes?

Por último lanzamos la misma pregunta de nuestra entrega pasada ; -¿de que se ríen Evodio y Astudillo cuando todo el estado de Guerrero esta sumido en violencia y sangre?

A todas estas preguntas no hay una respuesta clara y mientras los gobernantes actuales salen ante las cámara antes los medios a defender lo indefendible, la población de Acapulco sigue sumida en el terror y la psicosis de vivir en una tierra donde no hay ni orden, ni paz.