Chilpancingo .-El area de comunicacion social del gobernador de Guerrero Héctor Astudillo Flores emitió un comunicado donde se confirmó que las dos jovencitas reportadas como desaparecidas en chilpancingo fueron liberadas por sus captores en la ciudad de Cuernavaca, en el también violento estado de Morelos.

“La privación de la libertad o secuestro, son temas muy delicados que deben reservarse. Gracias a dios que están en casa”, expresó en redes sociales el vocero en materia de Seguridad, Roberto Álvarez Heredia.

Las víctimas que fueron identificados gracias a diversos mensajes en redes sociales   eran  Mónica Alejandra Manzanares Hernández, de 19 años quien fuera candidata a “Flor de Noche Buena el año pasado y la menor de edad Fátima Rodríguez Sandoval, de 15 años de edad , las cuales fueron “liberadas” por sus presunto captores durante el día de  ayer por la noche en una plaza comercial, ubicada en El paso exprés de Cuernavaca.

Por el momento, se desconoce si los familiares de las víctimas realizaron algun tipo de pago con dinero por el rescate y las autoridades estatales a cargo del Pedro Almazan Cervantes  se resisten a informar y permanecen herméticas a informar que tipo de “negociación” existió con los criminales.

Ambas mujeres Mónica Alejandra Manzanares Hernández de 19 años y Fátima Rodríguez Sandoval, de 15 años fueron “presuntamente” privadas de su libertad en distintos puntos de la ciudad de Chilpancingo Guerrero el cual al igual que Acapulco de Juarez es uno de los municipios mas violentos del país  y fuente oficiales informaron que mucho después fueron localizadas con vida en sitio a mas de 200 kilómetros sobre la autopista del Sol donde hay cámaras instaladas en las casetas de cobro.

Durante la noche de ayer, familiares, amigos y conocidos de Mónica Alejandra Manzanares Hernández de 19 años y Fátima Rodríguez Sandoval, de 15 años confirmaron de forma poco clara y por separado que ambas féminas habían recuperado su libertad en la ciudad de Cuernavaca y esta mañana el gobierno de Héctor Astudillo Flores a través de su vocero ratificó dicha información.

Fátima Rodríguez Sandoval la cual es estudiante de la preparatoria número #1 de la Universidad Autónoma de Guerrero por sus siglas (UAGro), extrañamente desapareció durante la tarde del martes 10 en las inmediaciones del centro de Chilpancingo cuando “presuntamente” iba rumbo a un centro deportivo.

Mientras que Mónica Alejandra Manzanares Hernández fue al igual que el caso de fátima reportada como desaparecida desde las 8:00 AM del día siguiente cuando supuestamente estaba esperando una URVAN con dirección al gimnasio que frecuenta.

Tanto en Chilpancingo como en Acapulco se viven una situación de violencia desmedida, corrupción e impunidad  por las disputas de diversas bandas del crimen organizado que no dan tregua alguna ni a las autoridades, ni a la población mismas que han exhibido con una carnicería sin precedentes por los “presuntos” nexos de las autoridades y funcionarios tanto de los presidentes municipales Marco Antonio Leyva, Evodio Velázquez Aguirre y Héctor Astudillo Flores.

 

En Chilpancingo “presuntamente” según cartas dejadas en los cuerpos abandonados por las calles de miembros del crimen organizado occisos,  actualmente hay tres bandas principales que tienen protección de la policía estatal del Guerrero las cuales son El Cartel del Sur; Los Rojos y Los Ardillos, quienes a través de también “policías comunitarias” se pelean a sangre y fuego el control del corredor de drogas, cobro de cuotas, secuestros, sobornos, extorsiones entre los municipios de  Acapulco y Cuernavaca y toda la conocida franja minera del río Mezcala que conecta con la Sierra, la cual es la máxima productora de goma de opio de todo el país.