Un vehículo embistió ayer dos paradas de autobús en la ciudad francesa de Marsella y mató a una mujer, incidente que las autoridades policiales no creen que tenga un trasfondo terrorista, informaron ayer fuentes oficiales.

El conductor, un hombre de 35 años, fue detenido, según informó ayer una portavoz de la Policía Nacional francesa. Por el momento no hay indicios de que se trate de una acción terrorista, según dijo a medios franceses el fiscal Xavier Tarabeux.

Los hechos ocurrieron en la mañana de ayer con una diferencia de apenas una hora. Además de la mujer muerta, de unos 40 años, otra persona resultó herida. La policía estima que en ambos casos se usó el mismo vehículo. En un primer momento se informó de un atropello.

La Fiscalía de Marsella apunta a un perturbado mental, y no a un acto terrorista. Al detenido se le encontró un documento relacionado con una clínica psiquiátrica, por lo que las investigaciones se están centrando en esa dirección. Los medios indicaron que también tenía antecedentes por hechos de delincuencia común.