Como protesta a un monumento a Los Diez Mandamientos, colocado en el Capitolio de Arkansas, en Estados Unidos, los miembros de un templo satánico develaron la estatua de un macho cabrio alado en el mismo sitio.

El pasado jueves 16 de agosto, miembros de un culto satanista colocaron frente al Capitolio una estatua de bronce de Baphomet, personaje representado con una cabeza de cabra y que aparece junto a las efigies de dos niños sonrientes.

Durante el evento, al que asistieron unas 50 personas entre satanistas, ateos y cristianos, los oradores explicaron que el monumento a los Diez Mandamientos del Capitolio viola los derechos constitucionales de libertad religiosa (incluidos en la primer enmienda). Por ello exigen que sea retirado, o bien, que las autoridades del estado también les permitan instalar la estatua de Baphomet como muestra de tolerancia.

Si vas a tener un monumento religioso, debería estar abierto para otros, y si no estás de acuerdo entonces no tendremos ninguno”

… afirmó Ivy Forrester, una de las organizadoras del evento.

Tras el evento, los asistentes se retiraron con su estatua.
Inauguran estatua satánica como protesta a monumento de los 10 mandamientos

El monumento de Los Diez Mandamientos fue instalado en el 2017 y fue patrocinado por el senador republicano Jason Rapert. Ese mismo año, representantes del Templo Satánico enviaron una carta a los legisladores de Arkansas pidiendo un proyecto de ley para también exhibir su estatua en el capitolio. Sin embargo no obtuvieron respuesta.

Tras esta nueva protesta, Rapert afirmó respetar la libertad religiosa de los manifestantes pero los llamó “extremistas” y declaró:

… se congelará el infierno antes de que se nos obligue a instalar permanentemente una estatua de ofensiva en los terrenos del Capitolio”.