*** También llama Isidro Duarte al Gobierno, no utilizar recursos públicos como método de inducción al voto, y dar garantías de seguridad

API
Chilpancingo, Gro. 14 de Mayo del 2018.- Ante el problema de violencia que hay en la región Tierra Caliente que en los últimos días ha golpeado al proceso electoral, el diputado de esa región, Isidro Duarte Cabrera lanzó un llamado a los partidos políticos para que no polaricen los sentimientos y las posturas políticas de la ciudadanía, para evitar escenarios de confrontación e intimidación.

Propuso impulsar un pacto de civilidad política e invitó a los actores políticos a evitar las campañas de odio y descalificación que, señaló, en nada contribuyen a la armonía social. En cambio, agregó, propician el encono y estimulan la confrontación entre paisanos, familias y hermanos.

En entrevista dijo que la política es un instrumento privilegiado para transformar el estado de cosas, donde los adversarios intercambian puntos de vistas y polemizan sobre los caminos para mejor las condiciones de vida de los ciudadanos; “es lucha de ideas pero no de exclusión o exterminio del adversario”, advirtió.

Añadió que los partidos políticos son responsables de fortalecer el tejido social y la sana convivencia entre la ciudadanía, y no instrumentos de división y ruptura de la legalidad y el orden público. En ese sentido los conminó a construir un pacto de civilidad que garantice elecciones en orden y tranquilidad.

El pacto de civilidad no es algo inédito en nuestro país ni ajeno al actual proceso electoral, hay ya antecedentes en Jalisco y Oaxaca, donde ya se han hecho estos compromisos que abonan a una transición política ordenada y en paz; expuso.

En la Tierra Caliente y en Guerrero, agregó, las campañas políticas de odio y descalificación, de ofensa y calumnia que incitan al rencor, “ya no tienen cabida”. Por el contrario, dijo, los actuales son tiempos de diálogo y acuerdo para garantizar junto partidos políticos y los gobiernos estatal y federal, condiciones que fortalezcan el marco legal y una elección pacífica.

Y consideró que un principio básico de ese acuerdo es que todos los actores políticos respeten las disipaciones legales; en el caso del gobierno, no utilizar los recursos públicos en la inducción del voto y dar garantías de seguridad a los ciudadanos de que podrán ejercer en libertad su derecho al voto, y a los candidatos de que podrán realizar campañas sin sobresaltos.

Dijo que los partidos políticos deben comprometerse a respetar las disposiciones de los órganos electorales, promover el voto libre de la ciudadanía y aceptar los resultados de la elección, sea cual sea su sentido.

Duarte Cabrera señaló que las elecciones deben dar por resultado el fortalecimiento de las instituciones, toda vez que serán legitimadas por el voto ciudadano y en la medida que se realicen de manera civilizada serán el principio de la pacificación de la Tierra Caliente y de Guerrero.

En este sentido, señaló que bien vale el acurdo de las fuerzas políticas por impulsar un proceso electoral que dé cómo resultado la reconstrucción del tejido social y el fortalecimiento de las instituciones.

Respecto a la construcción de candidaturas únicas como propuso el presidente del PRI, señaló que es una buena intención pero limitaría el voto libre; “lo mejor es que los partidos se comporten de manera ética, eviten las campañas del odio en contra de los adversarios y utilicen a la política como un instrumento para convencer”, concluyó. (Agencia Periodística de Investigación)