*** Abanderado de Nueva Alianza para la alcaldía de Eduardo Neri (Zumpango), llevaba puesto un chaleco antibalas; su contrincante niega que haya problemas de inseguridad

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 20 de Mayo del 2018.- Este sábado dieron inicio las campañas para presidencias municipales en Guerrero, eventos a los que acudieron los dirigentes nacionales de al menos dos partidos políticos, donde mostraron una actitud indiferente ante la ola de violencia que azota esta entidad.

 

Por la mañana, en Chilpancingo, Beatriz Vélez Núñez, candidata del PRI y PVEM a la presidencia de Chilpancingo, acompañada de los dirigentes estatal y nacional, Heriberto Huicochea Vázquez y René Juárez Cisneros, arrancaron la campaña. También acudieron los candidatos a diputados locales, federales y al Senado.

Durante sus discursos ninguno de los oradores abordó el tema de la violencia e inseguridad que se viven en el Estado; la candidata dedicó su intervención a denostar la administración del también priista, Marco Antonio Leyva Mena, en la capital, y deslindó a su partido de los resultados del actual gobierno.

El principal compromiso de la candidata fue dignificar la capital, resolviendo los problemas de la basura, el desabasto de agua potable, alumbrado y la contaminación del Río Huacapa; problemas que en cuatro periodos no resolvieron Héctor Astudillo Flores y Mario Moreno Arcos, y que estallaron en el gobierno de Marco Leyva.

René Juárez Cisneros, al término del evento en una breve declaración a medios de comunicación, omitió abordar el tema de seguridad, así como el de las reformas estructurales, que al término de esta administración federal han sido duramente criticadas por los mexicanos, organizaciones y partidos de oposición.

Saúl Nava Astudillo, candidato del PRI por la presidencia municipal de Tixtla por segunda ocasión, expuso al inicio de esta contienda la grave crisis de seguridad en ese municipio, a la vez que llamó a los demás contendientes a realizar una política de altura para dignificar esta ciudad.

Expuso que la elección pasada tuvo condiciones adversas, la tragedia de los fenómenos meteorológicos “Ingrid” y “Manuel” que mantuvieron cuatro meses inundada parte de la ciudad, y posteriormente el caso de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, movimiento que logró la anulación de la elección.

Más tarde, en Zumpango, cabecera de Eduardo Neri, la esposa del presidente municipal, Pablo Higuera Fuentes, Natividad López González arrancó su campaña, donde negó que haya problemas de inseguridad y aseguró que en su caso recorrerá su municipio “sin problemas”.

En Zumpango, el candidato a la alcaldía por el Partido Nueva Alianza ha sufrido cuatro atentados, un precandidato fue asesinado y el pasado viernes dos policías estatales fueron emboscados y asesinados, en el marco del pago de renta de las tierras de los ejidatarios donde está asentada la mina en Carrizalillo.

También arrancó campaña por la tarde en la capital del Estado, Antonio Gaspar Beltrán, a quien acompañaron la candidata al Senado por el Frente, Beatriz Mojica Morga; el alcalde de Acapulco, Evodio Velazquez, entre otros personajes.

En toda la jornada, ninguno retomó el tema de seguridad, los candidatos, por el contrario, alabaron la gestión del gobernador Héctor Astudillo Flores.

Para este domingo arrancaron campaña en Chilpancingo: Erika Salgado del Partido Encuentro Social, María Eugenia Salgado Guzmán del Partido del Trabajo, la universitaria Silvia Alemán con Movimiento Regeneración Nacional y Alfredo Martínez, mejor conocido como “Don Pay de Queso”, por el Partido de los Pobres de Guerrero; todos buscan la alcaldía de Chilpancingo.

Pero además en Zumpango dio arranque a su campaña en busca de la alcaldía de Eduardo Neri con el Partido Nueva Alianza, Mario Alberto Chávez Carbajal, quien llevaba puesto un chaleco antibalas luego de que han atentado contra su vida en cuatro ocasiones.

(Agencia Periodística de Investigación)