Por Víctor Hugo Robles

Trabajadores del Ayuntamiento que piden el anonimato, denunciaron que Perla Edith Martínez Ríos, esposa de Evodio Velázquez, sindicalizó a 10 parientes y amigos en el DIF.

En primer orden acusan que Alberto Ríos –primo-, coordinador de los baños y estacionamientos del DIF es uno de los beneficiario; Marco Antonio Martínez Zúñiga coordinador de Servicios Generales del DIF, también primo.

“La doctora Alejandra Valenzuela Martínez, coordinadora del área Médica y Trabajo Social, igualmente prima. Su hermano Israel Martínez Ríos, durante su trienio manejó exclusivamente y para su beneficio propio, los baños de la unidad deportiva Vicente Suárez”, dicen los denunciantes.

También señalan a Susana Adriana Sotelo Camero, basificada antes de cumplir el año, con la letra B, amiga del Instituto de la Danza (IDMA), “de la que la señora Perla Edith Martínez es licenciada”

De igual forman acusan a “América Janet Oseguera Marquina, subdirectora de Desarrollo y Bienestar Social, basificada con la categoría A., es su prima. La doctora Elba Luz Osorio Mendoza esposa del doctor Eguer, basificada en Salud con letra B y también cobrando en el DIF y Seguro Popular (cobra en tres lados)”.

“Martha Elisa Zamora de la Peña coordinadora de Villa de las Niñas, es otra de las basificadas con la letra B, esposa del director de alumbrado Público.

Su esposo Román Salazar, director se alumbrado público, quien entregó obras inexistentes (fantasmas) de introducción de energía eléctrica en colonias y pueblos”, sostienen luego de señalar también a Aída Odalis Carbajal García coordinadora de Casi Libertad esposa del director de gestión de la Secretaría General del Ayuntamiento quien fue basificada con la letra “B”.

“Quiero denunciar a Navor García Ventura director de Control y Gestión de la Secretaría General del Ayuntamiento pues en estos últimos días llegó con su esposa, hijo y varios de sus líderes políticos que a principios de año Evodio Velázquez los basificó y ahora quiere correr a todos los que trabajamos en este departamento para poner a sus familiares, haciendo las actividades que nosotros realizamos aún siendo sindicalizados y que tenemos más de 10 años trabajando en el ayuntamiento y nuestros líderes sindicales solo se quedan callados y no nos quieren apoyar para defender nuestros espacios”, según los inconformes.