José Molina/API

Chilpancingo, Gro. 22 de Agosto del 2018.- Por segundo día consecutivo y tercera ocasión en el mes, trabajadores de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach) protestaron con bloqueos en avenidas del centro de la capital, para exigir el pago de prestaciones y bonos.

Los trabajadores inconformes denunciaron que son cerca de 6 millones de pesos los que el alcalde Marco Antonio Leyva Mena y directivos de esa paramunicipal presidida por Noé Pérez Santiago, deben a los trabajadores por concepto de despensas, becas, uniformes, prima vacacional, viáticos por transporte, por mencionar algunas, mismos que se han acumulado desde 2015.

Más de 100 trabajadores agremiados a la sección 32 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), bloquearon las avenidas Juan N. Álvarez e Ignacio Ramírez del Centro de la ciudad y tomaron el Palacio Municipal desde las 10:00 de la mañana de este miércoles.

En entrevista, el secretario general de esa fracción del SUSPEG, David Encinas López dijo que se había acordado con autoridades que a más tardar el jueves de la semana pasada se pagarían las prestaciones a trabajadores, pero que Marco Leyva y Noé Pérez no ejecutaron la minuta pactada.

Los trabajadores pararon labores desde la mañana del martes en el barrio de San Mateo donde se encuentran sus oficinas y bloquearon la calle 16 de Septiembre, pero no tuvieron ninguna respuesta favorable.

Señalaron que están cansados de tanto engaño por parte de las autoridades, por lo que exigen la pronta intervención del gobernador Héctor Astudillo Flores, para que dé solución a su demanda.

Hasta después de las 13:00 horas el contingente continuaba con el bloqueo en dichas avenidas, donde atravesaron dos pipas cisterna y lonas para evitar el paso a los automovilistas, sin que les dieran alguna respuesta por parte de las autoridades. (Agencia Periodística de Investigación)