Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 23 de Agosto del 2018.- La Fiscalía General del Estado (FGE), así como las Fiscalías Especializadas en investigar Desaparición Forzada y Feminicidios, están totalmente rebasadas, ya sea por la falta de personal, presupuesto y capacitación, criticó la presidente de la Asociación Guerrerense Contra la Violencia hacia las Mujeres, Marina Reyna Aguilar.

En conferencia de prensa donde un grupo de mujeres y dirigentes de organizaciones sociales denunciaron la desaparición de una joven de 22 años, desde hace 54 días, también criticaron que las autoridades encargadas de investigar están dejando a las víctimas toda la responsabilidad en la búsqueda de sus familiares desaparecidos.

La activista y defensora de los derechos de las mujeres, expuso que hay problemas graves dentro de la FGE, que se deben atender de inmediato; como la falta de personal, siendo que hay tantos casos que atender, no hay recursos suficientes para dar atención a esta problemática.

Otro de los graves problemas, es la falta de capacitación de personal, internamente dijo, hay muchas deficiencias que se tienen que revisar, mejorar, y darle la importancia, porque se trata de salvar vidas, de salvaguardar los derechos humanos de las personas y el más valioso, que es la vida.

Consideró que por esto justamente pasa tanto tiempo sin dar resultados, porque al interior hay problemas de este tipo, graves, y el resultado es la omisión, y la violación de los derechos de las personas, y lo que queda claro que las autoridades han sido rebasadas.

“Es una responsabilidad, por eso doña Josefina le recordó a las autoridades cuáles son sus obligaciones en este sentido y no la carga la tienen los familiares, lo penoso aquí es que las autoridades a estas alturas no tienen ningún avance de ésta investigación que inició a partir de la denuncia”, dijo respecto al caso de la joven desaparecida.

Dijo que hay elementos muy importantes en esta investigación—que no se pueden hacer públicos—que apuntan hacia el responsable de este delito, alguien la sustrajo, la privó de su libertad, y ya hay indicios pero no actúan con oportunidad y cada día, cada hora, es importante para las víctimas.

En este caso, dijo, hay temor de que ya haya sido víctima de algún delito más grave, que haya sufrido incluso la muerte y este sería un feminicidio, por lo que urgieron al gobernador, Héctor Astudillo, al Fiscal, Zuriel de los Santos, a que agilicen la investigación. (Agencia Periodística de Investigación)