Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Guerrero.-Por un conflicto en la elección interna para secretario de la Sección XVIII del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), miembros de este gremio sindical, bloquearon por casi una hora la Autopista del Sol, al sur de Chilpancingo.

Integrantes de la Sección XVIII, simpatizantes de María Adelita Radilla López, inconformes porque fue cancelada la elección que se celebraría en un salón de fiestas, y donde esperaban su ratificación, se trasladaron en marcha alrededor de las 12:00 horas y bloquearon la Autopista a la altura de Diconsa.

Argumentaron que había todas las condiciones para que dicha asamblea y elección de secretario general de esta sección se desarrollara, sin embargo, un grupo presuntamente enviado por los miembros del Comité Central encabezado por David Martínez Mastache, a fin de boicotear este proceso.

Para María Adelita, esta es una clara intención de no permitirle llegar nuevamente a este puesto, que ya ocupaba antes de la Elección a secretario general del SUSPEG, y que ahora es el argumento para impedirle ser electa, argumentando que se está reeligiendo, cuando ya había renunciado al cargo.

“Señalan que soy reelecta y no soy reelecta, se vino un proceso en el cual yo renuncié, estuvo Silvestre Solano de interino, y se ha venido este periodo en que no nos han reconocido y que según para ellos la sección ha estado acéfala, es una lástima que se dediquen a desprestigiar”, reclamó.

Bloquearon la Autopista, en dirección Norte-Sur, exigiendo al dirigente de este órgano sindical respeto a la decisión de las bases, pues hoy al verse superados por la gente de Radilla López de “manera tramposa” rompieron el acto, a fin de retrasar la elección y buscar imponer a su candidata, Francisca Rivera Bermeja.

Acusó que el Comité Central lo que busca es adueñarse de esta sección, la cual significa la piedra en el zapato a nivel estatal, con más de mil 600 agremiados que han dado batalla en contra de imposiciones y en la lucha en contra de las reformas estructurales impulsadas por la federación.

“Ahorita ellos mismos tronaron la asamblea, todo venía marchando bien y no se vale, porque la contundencia la tuvimos nosotros, eso se le llama ser delincuentes, se le llama ser perros por el poder, porque no puedo decir otra cosa, es perrez por el poder, los invito a que sean cuerdos, ya basta, la gente ya no vamos a permitir imposiciones, la sección XVIII no se vende”, refutó. (Agencia Periodística de Investigación)