*** Fabián Trigo de Agencia IRZA fue esposado y despojado de su teléfono cuando daba cobertura a un accidente, “por no traer identificación de su medio”

*** Pablo Maldonado, corresponsal de Milenio, acudió a la comandancia a pedir información sobre su compañero, y también fue encarcelado

API

Chilpancingo, Gro. 20 de Mayo del 2018.- Dos reporteros fueron detenidos ilegalmente y retenidos durante casi dos horas por policías civiles del poblado de Petaquillas en Chilpancingo, cuando daban cobertura a un accidente vehicular suscitado en la carretera federal México-Acapulco.

Los comunicadores son Pablo Maldonado Linares, corresponsal en Guerrero de Milenio Televisión, y Fabián Trigo, reportero de Agencia de Noticias IRZA.

La detención ocurrió después de las nueve de la noche cuando los dos periodistas realizaban la cobertura de un choque en el que resultaron lesionados dos personas, al parecer, motociclistas.

Fabián Trigo realizaba una transmisión en vivo por medio de Facebook y antes de cortarla hizo un llamado a los directivos del medio donde trabaja, informándoles que en ese momento iba a ser detenido por policías comunitarios de Petaquillas.

La alerta movilizó a periodistas de Chilpancingo que inmediatamente se dirigieron a la carretera federal en el tramo que conecta a la cabecera municipal con la localidad de Petaquillas, donde los comunitarios mantienen un retén tolerado por el Gobierno del Estado.

Los reporteros iniciaron un bloqueo en la vía federal para exigir la liberación de sus compañeros y hubo la intervención de la Comisión Estatal de Defensa de Derechos Humanos así como el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Seguridad Pública, quienes tuvieron que “negociar” la liberación de los reporteros.

Luego de casi dos horas, Pablo y Fabián fueron liberados y con ello concluyó el bloqueo.

A su salida, Fabián Trigo explicó que olvidó su cartera y por ello no se pudo identificar con los policías comunitarios que se lo exigían, por lo que le quitaron el teléfono con el que hacía su trabajo y enseguida lo esposaron y subieron a una camioneta.

Acto seguido, le pidieron que se agachara, cerraron ventanas y puertas de la unidad, mientras ellos continuaron atendiendo la situación del choque. Luego de tenerlo ahí más de una hora, lo trasladaron a la comisaría de Petaquillas donde están los separos y lo ingresaron a una celda.

El comunicador relató que solicitó apoyo a elementos de la Policía Estatal porque los comunitarios lo estaban deteniendo ilegalmente, y aunque les dijo quién era y donde trabajaba, ellos solo se retiraron. También pidió ayuda del personal de Protección Civil, que también se negó.

Destacó que las corporaciones del Gobierno Estatal que acudieron a atender el accidente, “le estaban dando parte a la Policía Comunitaria”, lo que calificó como algo “grave”.

En el caso de Pablo Maldonado, dijo que llegó por cuenta propia a la comisaría para pedir información de Fabián Trigo, pero también lo ingresaron de manera arbitraria.

En el bloqueo, el ombudsman guerrerense, Ramón Navarrete Magdaleno calificó esta detención como “anómala”, pero se negó a opinar sobre la tolerancia y complacencia que ha tenido el Gobierno de Héctor Astudillo Flores para con estos grupos de policías civiles que operan impunemente y, han sido señalados en diversas ocasiones de abusos graves contra los derechos humanos. (Agencia Periodística de Investigación)