Juan Blanco/API

Chilpancingo, Gro. 21 de Agosto de 2018.- Por segunda ocasión en este mes, trabajadores de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH), realizaron un paro laboral y tomaron las instalaciones de ese Organismo Público Descentralizado (OPD), debido a que no se les han pagado las prestaciones.

Son cerca de 6 millones de pesos los que el gobierno municipal y la paramunicipal que encabezan Marco Antonio Leyva Mena y Noé Pérez Santiago, deben a los trabajadores por concepto de despensas, becas, uniformes, prima vacacional, viáticos por transporte; por mencionar algunos adeudos, mismos que se han acumulado desde 2015.

Al menos 60 trabajadores agremiados a la sección 32 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), fueron los que alrededor de las 8:00 de la mañana de este martes decidieron suspender sus actividades.

Además bloquearon la calle 16 de Septiembre del barrio de San Mateo de esta capital guerrerense, lugar en donde se ubicada justamente la CAPACH.

En entrevista, el secretario general de esa fracción del SUSPEG, David Encinas López dijo que se había acordado con las autoridades que a más tardar el jueves de la semana pasada se pagarían las prestaciones, pero que Marco Leyva y Noé Pérez no cumplieron con la minuta pactada.

“Nosotros todavía le dimos de plazo el viernes y lunes para que tuvieran tiempo de ver esa situación y que se nos pagara, pero no cumplieron”, reprochó el dirigente.

Son 192 trabajadores de la CAPACH a los que no les han solventado sus prestaciones, justamente desde que el actual edil priista inició su periodo de gobierno y, a un mes de que termine su mandato, no ha solucionado los problemas en ese OPD.

Los trabajadores advirtieron que si en el transcurso del día las autoridades se mantienen omisas a sus peticiones, van a cerrar las llaves de los sistemas de bombeo de agua potable localizados en las colonias Margarita Viguri Viguri, El Tomatal y Bordo de San Mateo, por lo que cientos de familias en Chilpancingo se quedarían sin el vital líquido. (Agencia Periodística de Investigación)