Víctor Hugo Robles Mújica

En plena zona dorada de Acapulco, se registró una contaminación por la fuga de miles de litros de agua de drenaje enfrente del hotel Malibú, provocando la inconformidad de hoteleros y restauranteros.

Los turistas tuvieron que protegerse para evitar el agua que salía del registro y el paso de los vehículos que circulaban con alta velocidad, sin que autoridad alguna se presentará en forma inmediata para cerrar la válvula.

El agua sucia llegó a las rejillas, también escurre hasta la plaza Francia donde desemboca el drenaje contaminando esa zona de playa.

La enorme fuente de aguas negras que brotó en plena zona hotelera de la avenida Costera de Acapulco, generó expectación de la población ante la apatía y la omisión de las autoridades municipales.

Empleados de hoteles y condominios informaron que la fuga inició desde las 7:00 de la mañana, pero indicaron que no es la primera vez que sucede y que trabajadores de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Coagua) sólo acuden a cerrar las llaves y no resuelven el problema de fondo.