*** “La violencia se neutraliza cada día más”; aleta Marina Reyna Aguilar

Juan Blanco/API

Chilpancingo, Gro. 20 de Agosto del 2018.- La presidente de la Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres A.C. (AGVM), Marina Reyna Aguilar condenó el estado de escepticismo en el que se mantienen los tres órdenes de gobierno frente a las decenas de casos de feminicidios.

En lo que va del año se han registrado 154 homicidios de mujeres en Guerrero; tan sólo el pasado martes, 4 femeninas fueron privadas de la vida por arma de fuego y, en el resto de la semana otras tres.

Entre las víctimas se encuentran una bebé de un año seis meses, asesinada en Chilapa, y una enfermera, ultimada a balazos en la calle Emiliano Zapata, en pleno centro de Chilpancingo.

“Se está naturalizando cada día más la violencia”, dijo la líder de esa organización no gubernamental (ONG), y en contraparte, está la omisión de la autoridad presidida por el mandatario Héctor Astudillo Flores, y por el alcalde capitalino, Marco Antonio Leyva Mena, así como de la titular de la Secretaría de la Mujer (Semujer), Mayra Gloribel Martínez Pineda.

Al ser consultada vía telefónica, Reyna Aguilar calificó este panorama de violencia como “grave” en medio de la alerta de violencia de género, decretada en municipios como: Acapulco, Ayutla, Chilpancingo, Coyuca de Catalán, Iguala, José Azueta (Zihuatanejo), Ometepec, Tlapa y Chilapa.

El pasado 6 de julio, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer de la Organización de las Naciones Unidas (CEDAW-ONU, por sus siglas en inglés) emitió recomendaciones al Estado Mexicano con el fin de adoptar medidas que erradiquen y disminuyan la violencia hacia las mujeres.

Sin embargo el Estado no está realizando acciones contundentes y de impacto porque la situación prevalece y los asesinatos se están recrudeciendo, refirió la presidente de la AGVM. “(Los gobiernos) ya debieron convocar a una reunión urgente para tratar el tema de la violencia, pero no se está haciendo nada”, añadió.

Hasta este momento, la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha detenido a los responsables del tiroteo registrado la noche del martes pasado en la calle Emiliano Zapata, esquina con la Galo Soberón y Parra, en pleno centro de la ciudad, donde una enfermera que en vida respondía al nombre de Adriana, fue alcanzada por la balas. (Agencia Periodística de Investigación)